Última Hora

Desde que inició el mes de junio la cifra contagiados de COVID-19 en Costa Rica ha aumentado exponencialmente y uno de los grupos más afectados es el de los menores de edad.

De acuerdo con los datos del Ministerio de Salud, entre el 6 de marzo y hasta el último día de mayo se contabilizaron 89 menores positivos de COVID-19.

Durante los primeros 10 días de mayo la cifra se disparó en 71 casos, para un total de 164 niños positivos.

Esto quiere decir que durante marzo, abril y mayo se contagió un menor por día aproximadamente, mientras que en este mes el dato subió a siete casos diarios en promedio.

Según comentó el neumólogo Carlos Estrada, esto se debe a que estamos en una fase diferente de la pandemia, donde ya la mayor parte de la población ha tenido un contagio directo o indirecto con el virus.

Pero, además, el clima que se ha presentado en el mes activa mucho las alergias de los menores de edad, por lo que consultan más a los centros de salud.

Esto quiere decir que, buscando un virus, encuentran el otro.

“Si habían estado tranquilos en la casa y no tenían síntomas ahora si van a consultar. Cuando les hacen el test sale positivo es porque tal vez no habían manifestado nada por COVID-19”, comentó indicó Estrada.

Los estudios y cifras a nivel mundial indican que los menores sufren menos problemas de salud cuando se contagian y en el país nngún menor de edad ha requerido de hospitalización y tampoco ha fallecido.


En Costa Rica, de momento, la persona más pequeña se ha contagiado es una niña de 3 meses de nacida.

Ella bebé dio resultado positivo desde el pasado 15 de mayo y ya se contabiliza como una de las pacientes recuperadas.

Lea también