Última Hora

¿Enviar a los niños a clases presenciales o mejor esperar? Esa es una pregunta que todavía se hacen muchos padres y madres de familia.

Si usted decide que regresen a las aulas de forma presencial, debe tomar en cuenta algunas consideraciones para evitar contagios de COVID-19.

Tome nota a estos consejos emitidos por el Hospital Nacional de Niños.

1. Explicaciones a los estudiantes

Es posible que los menores hayan escuchado o seguido algunas de las medidas de protección contra el COVID-19; sin embargo, según comentó la doctora Olga Arguedas, directora del Hospital de Niños, es importante que los padres o responsables se sienten a dialogar con ellos para que entiendan la nueva dinámica en los centros educativos.

2. Repasar el uso de la mascarilla

Arguedas considera fundamental que los padres recuerden a los chicos que no pueden quitarse la mascarilla mientras permanezcan en las instalaciones de la escuela o colegio. 

“Recordarles a los chiquitos que las mascarillas son de uso personal, que no se pueden intercambiar, idealmente que tengan el nombre del niño por dentro o alguna figurita o seña característica que permita que el niño la reconozca”, comentó la jerarca.

A los padres se les recomienda enviarles a los chicos dos o tres mascarillas cada día que van a la escuela, además de usar una bolsita de tela para guardarla.

Los médicos recomiendan que el dispositivo de seguridad quede bien ajustado a la cara del niño, que sea de tela con tres capas y sin válvula. 

También es bueno insistir en que los estudiantes no deben tocarse la cara y evitar que la mascarilla quede por debajo de la nariz.

3. Mantener la distancia con sus compañeros.

Durante casi un año, los niños han practicado la distancia para evitar el contagio del virus. 

A pesar de esto, un consejo práctico que brindan los doctores es enseñarles visualmente un espacio de 1.8 metros para que ellos lo puedan establecer a la hora de socializar.

Además, es relevante dejarles claro que mantener la distancia es una regla que se tiene que dar dentro y fuera de la escuela.

“Con el inicio de la escuela los niños empiezan a socializar con sus compañeros y después de la escuela se van a estudiar a la casa de un compañerito, eso no lo vamos a poder hacer ahora. Ahora al salir de la escuela cada uno tiene que irse para su casa”, dijo la doctora con respecto a este tema.

4. Horario del lavado de manos

La doctora Arguedas aseguró que los estudiantes deben tener muy presente el lavado de manos cuando están en el centro educativo. Este se tiene que dar preferiblemente con agua y jabón y explicarles que se realiza durante el tiempo que duran cantando “cumpleaños feliz” dos veces.

Explicarles cómo se lavan las manos correctamente e indicarles que deben hacerlo cada hora y media, al menos.

“Pueden calcular según el horario y establecerle al niño con claridad cuáles son los momentos en los que se va a levantar a lavarse las manos”, recomendó la jerarca. 

5. Comer “rapidito”

El tiempo de comer en el centro educativo es uno de los más riesgosos, ya que todos se deben quitar la mascarilla. Para esto hay que explicarles a los menores que es más posible contagiarse durante este momento, por lo que deben guardar distancia con otros compañeros.

Preferiblemente, según Olga Arguedas, que se realice en espacios abiertos, que intenten no quedar de frente con los demás, es decir, que todos vean en la misma dirección y que sea “rapidito”, no en periodos mayores a 15 minutos.

“Cuando coman que no hablen, no canten y no griten”.

6. Socializar en espacios abiertos

Que los chicos no socialicen en la escuela y el colegio es imposible, sin embargo, el riesgo de contagio del COVID-19 se puede reducir si esto se realiza en espacios abiertos. Las autoridades recomiendan explicarle esto a los estudiantes.

7. No envíe a su hijo a clases si no se siente bien

En caso de que un día el estudiante no se sienta bien para asistir a clases deberá informar al centro educativo y no enviar al menor.

Si el niño se siente cansado, con dolor de garganta, mocos, tos, entre otros síntomas, lo mejor es que no vaya a la escuela.

“Recordemos que los síntomas iniciales del COVID-19 son indistinguibles de un resfriado común. A mí me preguntan mucho eso, como se hace para diferenciar, y clínicamente no es posible”, concluyó la doctora Arguedas.

El centro médico dejó clara su posición a favor de la presencialidad, ya que, en algunos casos, incluso están mejor supervisados que en sus propios hogares.