Última Hora

Autoridades de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) advirtieron el sábado que, de continuar el ritmo de contagios COVID-19, es inminente el colapso de los servicios hospitalarios. 

Si se agotan los espacios en la Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), ¿las autoridades podrían disponer de las camas de centros médicos privados?

La respuesta a esa pregunta todavía está en análisis, aunque el gerente médico de la CCSS dice que "es una posibilidad".

"Hay una comisión de trabajo que está analizando el utilizar las camas de cuidados intensivos de hospitales privados. El asunto es que en los hospitales privados también hay pacientes internados", dijo el doctor Mario Ruiz. 

Según el jerarca los hospitales privados han colaborado en la toma de muestras para el diagnóstico del COVID-19, así como en la atención de pacientes que prefieren no acudir al Seguro Social. 

"Todavía no se ha llegado a la decisión definitiva, sobre todo porque ellos también están manejando pacientes con cuidados intensivos y los intensivistas que trabajan en hospitales privados también se requieren para eso. Algunos de ellos son intensivistas que trabajan en la CCSS y lo hacen fuera del tiempo laboral. La comisión lo está analizando y es una posibilidad", concluyó el gerente médico. 

Este medio consultó a dos hospitales privados, pero no fue posible conocer su posición.