Última Hora

El Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa) diagnosticó el primer brote de rabia paralítica bovina en el cantón de Corredores, Puntarenas. 

"En la visita a la finca se constató que solo había muerto un bovino" informó la institución, que atendió la situación.

Si observa animales con inestabilidad al caminar, ceguera, salivación, parálisis de las patas traseras, dificultad o imposibilidad de ingerir alimentos, cambios en el comportamiento y muerte en pocos días, reporte de inmediato a la oficina más cercana del Senasa.

Además, las autoridades recomiendan a los ganaderos vacunar a todos sus animales como una medida de prevención.