Última Hora

El Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa) y el Servicio Fitosanitario del Estado (SFE) trabajan para intensificar las medidas de vigilancia epidemiológicas y así prevenir que el “avispón asiático” o “avispón asesino” llegue a Costa Rica.

Además, las entidades mantienen un monitoreo constante sobre la evolución de esta plaga a nivel internacional.

“Contamos con el apoyo y comunicación constante del Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA), al cual Costa Rica pertenece y que cubre desde Panamá hasta México”, aseguró Fernando Araya Alpízar, director del SFE.

Los productores agropecuarios están siendo informados sobre las características de este avispón para que reporten posibles casos en nuestro país. “Es importante que el sector apícola esté alerta para mantener vigilancia constante en las unidades de producción”, indicó Silvia Niño, directora del Senasa.

Este insecto es una especie con alto potencial invasor y es considerado una plaga para las abejas y amenaza para la producción agropecuaria y para otras especies animales autóctonas. Para conocer qué opinan los biólogos de esta vespa puede ver la siguiente nota.

Las autoridades del Senasa recomiendan a los apicultores utilizar cajas, fondos y techos que no presenten perforaciones adicionales (que no estén rotos o con grietas), para que las abejas guardianas estén concentradas en un solo punto y puedan reaccionar de forma más eficiente.


Además, mantener colonias de abejas bien pobladas durante todo el año y con los espacios que las abejas puedan cubrir (panales cubiertos por abejas), situación que facilita la defensa colectiva de la colonia. Es muy importante no permitir que suban los niveles de infestación de varroa, un ácaro que afecta a las abejas, para mantener las colmenas sanas y equilibradas.

El Ministerio de Agricultura y Ganadería resaltó que no es necesario poner trampas ya que el avispón asiático no está en el país y las trampas podrían matar a otras especies nativas que son necesarias para mantener el equilibrio de los ecosistemas.

Si hay un caso sospechoso de vespa mandarinia no se debe tratar de remover, más bien, se solicita que de inmediato se reporte el hallazgo, con el fin de prevenir exposiciones. El veneno de este insecto tiene un nivel de toxicidad mayor que el de las abejas y avispas en nuestro país.

Los reportes del insecto se pueden hacer a través de la oficina de Senasa más cercana a la localidad, o bien llamar a los teléfonos 2587-1600/2587-1690.

También se puede hacer de forma digital, a través del sistema de denuncias  http://www.senasa.go.cr/nuestras-oficinas/denuncie o en el sitio web del SFE  https://www.sfe.go.cr/SitePages/Inicio.aspx.