El 3 de junio del 2019 empezaron los tratamientos de fecundación in vitro en la Unidad de Medicina Reproductiva de Alta Complejidad de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Un grupo de 15 mujeres fueron las primeras en recibir las estimulaciones ováricas. Nueve meses después, en medio de la pandemia de COVID-19, nacieron tres bebés: Isabel Lucía, Sammuel y Abby.

“La tasa de embarazo natural es de un 22 a 25%. En la fecundación in vitro es de un 30 a 33% y en nuestro centro estamos en un 53%”, aseguró doctor Jerchell Barrantes, coordinador de la Unidad de Medicina Reproductiva de Alta Complejidad de la Caja.


La Unidad de Reproducción de la CCSS  confirmó que, actualmente, hay 18 embarazos en curso. Los nacimientos ocurrirían entre los meses de junio y diciembre, según información oficial. 

“Quedan 18 embarazadas en curso. Nacerían tres (bebés) en junio, tres en agosto, seis en octubre y seis en diciembre. Hay 12 que tienen muy buenas posibilidades y seis que están en seguimiento”, indicó Barrantes.

Además, el doctor reveló que 117 parejas han recibido la estimulación ovárica controlada para someterse a la fecundación in vitro.