Última Hora

Ante la sospecha de que cuatro niños tengan sarampión el Ministerio de Salud y la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) activaron el Protocolo Nacional de Vigilancia.

Se trata de cuatro menores de entre 3 y 10 años, hijos de estadounidenses residente en Cóbano Puntarenas.

Los niños, quienes no han sido vacunados por sus padres y no forman parte del sistema educativo nacional, fueron atendidos en la Clínica de Cóbano el pasado 15 de marzo por fiebre y el 18 con brotes en la piel, por lo que las autoridades médicas consideran el caso altamente sospechoso.

“Según la investigación preliminar, los menores pudieron haber adquirido el virus de una estadounidense que les visitó, quien presentaba síntomas de sarampión y quien ya abandonó el país”, indicó Salud mediante un comunicado de prensa.

Entre las medidas tomadas está aislar y darle seguimiento domiciliar a los 11 miembros de la familia.

Además, se tomarán muestras para ser analizadas por INCIENSA.

Finalmente se indagarán contactos en la comunidad, haciendo referencia a esquemas de vacunación.

Se le recomienda a las personas acudir a centros de salud si presentan los siguientes síntomas: fiebre, congestión nasal, tos, conjuntivitis, brote en piel que empieza en cabeza y se expande por el cuerpo hacia los pies, alcanzando las caderas alrededor del segundo día.