Última Hora

El Ministerio de Salud le dio un ultimátum a la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) para que decida si van a utilizar o no las camas de los hospitales privados ante la saturación por COVID-19 de los centros médicos públicos.

El pasado 4 de junio el ministro Salas mostró su preocupación y reiteró que estaban a disposición las camas de los hospitales privados desde el 31 de mayo, según lo establece el artículo 368 de la Ley General de Salud.

Por lo que este lunes, el ministro dio un plazo de 48 horas a las autoridades médicas para indicar si usaran las camas requeridas o si asumirán la atención únicamente con el recurso disponible dentro de la CCSS.

“En caso de no respuesta en el plazo indicado, se asumirá que el servicio no es requerido y se procederá a retrotraer las resoluciones que fueron notificadas a los representantes legales de los centros privados en las que se les indicaba que se haría uso de sus recursos hospitalarios”, redactó Salas.