Última Hora

El Ministerio de Salud confirmó, este miércoles 22 de julio, 550 casos nuevos de COVID-19. 

Desde el pasado 6 de marzo, cuando se detectó el primer contagio, Costa Rica acumula 12.361 diagnósticos positivos.

Tres personas han muerto en las últimas 24 por complicaciones asociadas a la enfermedad. La cifra total de decesos llegó a 71: 27 mujeres y 44 hombres con edades entre 23 y 94 años.

La primera víctima es una paciente de 45 años, costarricense, vecina de San José. Se encontraba internada en el Hospital San Juan de Dios y fue diagnosticada el 15 de julio. 

"Padecía de sobrepeso y enfermedad pulmonar obstructiva crónica", detalló el Ministerio de Salud.

Las otras dos muertes ocurrieron en el CEACO. Se trata de hombres costarricenses, diagnosticados el 15 y el 9 de julio, respectivamente. 

El primero tenía 84 años y era vecino de Alajuela. Además de la edad, su factor de riesgo era ser exfumador. 

La otra persona que falleció era vecino de Heredia, tenía 64 años y un diagnóstico previo de hipertensión arterial. 

Detalle de los casos

De los 12.361 casos confirmados, 5.471 corresponden a mujeres y 6.890 a hombres, de los cuales 8.812 son costarricenses y 3.549 son extranjeros.

"Se contabilizan casos positivos en 81 cantones. Por edad tenemos 10.066 adultos, 690 adultos mayores y 1.496 menores de edad, 109 se encuentran en investigación", detalló Daniel Salas, ministro de Salud.

Según el último reporte, hay 285 personas se encuentran internadas en distintos hospitales de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS). De esos pacientes, hay 50 que requieren cuidados intensivos. Los enfermos graves tienen edades entre los 26 y los 83 años. 

De martes a miércoles, 128 personas se unieron a la lista de recuperados, el total llegó a 3.322.