Última Hora

Tras una reunión entre Unafut y el Ministerio de Salud se acordaron varios cambios al protocolo de salud del fútbol nacional presentado el pasado mes de mayo.

Dentro de los principales cambios destaca que efectivamente no es necesario aislar de oficio a todo un equipo de futbol solo por la presencia de un caso COVID-19.

Además, una prueba PCR negativa no es criterio para esquivar el aislamiento.

Que el único criterio de aislamiento de una persona que estuvo en contacto con un caso positivo radica en la investigación epidemiológica, a fin de establecer si el contacto que se produjo fue un contacto de alto riesgo.

Además, Unafut solicitó a los clubes que inscriban a sus médicos ante la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) como médicos de empresa, para que tengan la facultad, bajo los lineamientos del Ministerio de Salud, de manejar y realizar las investigaciones epidemiológicas en los equipos cuando se presenten casos positivos o sospechosos de COVID-19.

Los médicos de los clubes, tendrán comunicación directa con la Comisión Médica, para informar sobre los casos y determinar cuáles jugadores o miembros de cuerpo técnico deben asilarse de forma completa y cuáles pueden continuar con los entrenamientos o participación en juegos oficiales.

Si un club, considera que a pesar de tener menos de siete jugadores positivos o contactos cercanos con Covid-19,  por el rol que venían teniendo los jugadores, se ve comprometida la equidad deportiva dentro de la competición,  podría solicitar la suspensión de sus partidos, siempre y cuando así lo justifique ante el Comité de Competición, órgano que definirá si suspende o no el encuentro, todo conforme al reglamento de competición vigente.