Última Hora

El Ministerio de Salud alertó a la población este viernes obre dos marcas de energizantes naturales que se venden en el mercado sin registro sanitario: ViveMax Duro Sex`s y Mega Gold 36.

Los productos se venden como “energizantes sexuales naturales” y se presentan como suplementos a la dieta, pero los análisis de laboratorio realizados confirmaron que se encuentran adulterados con sildenafil.

Este compuesto no está declarado en la lista de ingredientes, pero está presente en cantidades con capacidad de afectar la salud de su consumidor.

El sildenafil se utiliza en medicamentos para el tratamiento de la disfunción eréctil.

Ese tipo de medicamentos solamente pueden ser adquiridos en una farmacia con una receta médica. Está contraindicado en pacientes con hipertensión o hipotensión no controlada, infarto agudo a miocardio, arritmias incontroladas, historia de accidente cerebrovascular, entre otras condiciones médicas.

También presenta numerosas interacciones con otros medicamentos y puede causar diversas reacciones adversas.

Según indicó el Ministerio de Salud, la Ley General de Salud N° 5395 prohíbe la elaboración, el comercio y el uso de productos sin registro, adulterados y falsificados, de manera que las personas naturales o jurídicas involucradas en tales actividades se exponen a diversas medidas y sanciones.

Los productos que no cuentan con registro sanitario implican un riesgo a la salud pública debido a que no han sido evaluados para determinar que sean aptos para su uso o consumo.

No se tiene certeza de su verdadero origen ni de las condiciones bajo las cuales han sido fabricados, almacenados, transportados y manipulados.

Las autoridades de salud recomiendan a la población que antes de comprar, vender y utilizar productos, verificar que poseen registro sanitario otorgado por el Ministerio de Salud. Se puede consultar la plataforma Regístrelo (https://registrelo.go.cr). En caso de que no lo tenga, puede denunciar en el Área Rectora de Salud más cercana o escribir al correo dac.denuncias@misalud.go.cr.

Los productos que no cuentan con registro sanitario implican un riesgo a la salud pública ya que no han sido evaluados para determinar que sean aptos para su uso o consumo.

No se tiene certeza de su verdadero origen ni de las condiciones bajo las cuales han sido fabricados, almacenados, transportados y manipulados.