Última Hora

La Sala IV acogió para estudio la acción de inconstitucionalidad presentada por diputados del partido Restauración Nacional contra la norma técnica para el aborto terapéutico.

La acción había sido presentada el 31 de enero anterior, fundamentada principalmente en el argumento de que el Gobierno violentó la separación de poderes al inmiscuirse en temas de regulación legal que son competencia de la Asamblea Legislativa.

La fracción restauracionista insistió además en que la norma violenta “los principios de reserva de ley en el régimen de derechos fundamentales, en materia penal, legalidad, seguridad jurídica y la potestad de legislar otorgada de forma exclusiva y excluyente a la Asamblea Legislativa, así como el derecho a la vida”.

Ese último punto también fue el argumento que esgrimió la acción de otro grupo de diputados que presentaron una acción contra la norma, esta ya había sido acogida semanas atrás.

También la defendió el bloque Nueva República; al que, sin embargo, la Sala rechazó su acción.

“Restauración Nacional siempre defenderá la vida, defenderemos la vida del no nacido y la de su madre. Con esta norma técnica que hemos dicho enfáticamente es innecesaria, el Poder Ejecutivo violentó la separación de poderes, e irrumpió una potestad exclusiva de la Asamblea Legislativa, la regulación en materia penal”, sostuvo el diputado Carlos Avendaño.

Expertos en materia pública y constitucional defienden, empero, que la norma aprobada no tiene ningún roce constitucional.

“El artículo 31 del Código Civil dice que la existencia de la persona física principia al nacer viva (…) O sea que antes lo que existe es la madre”, dijo tajante el constitucionalista Rubén Fernández.