Última Hora

San José, Costa Rica | La Sala Constitucional de Costa Rica dio al gobierno un plazo de dos meses para adoptar medidas urgentes de protección del Parque Nacional Corcovado, la principal reserva biológica del país, afectado por actividades ilegales de caza y extracción de oro y madera.

El fallo, que trascendió este jueves, ordena en concreto al Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC) y los ministros de Seguridad y Hacienda diseñar un plan "que garantice la vigilancia y protección permanente del Parque Nacional de Corcovado y la Reserva Forestal Golfo Dulce".

El máximo tribunal acogió así un recurso de amparo de la organización ecologista FECON, que denunció actividades masivas de extracción de oro, tala de árboles y caza furtiva, que causan graves daños y contrarían las leyes ambientales.

Según FECON, unos 400 buscadores de oro utilizan maquinaria pesada y cargas de dinamita para remover los materiales en el fondo de los ríos aprovechando la falta de un efectivo control de las autoridades.

"Hoy, a pesar del abandono y violencia a los que se ven sometidos los parques nacionales, nos siguen dando de comer, de tomar, de respirar, son fuente de conocimiento", señaló la organización en un comunicado, en el que también destaca la importancia de estas áreas para el desarrollo del turismo, la principal fuente de divisas del país.

El Parque Nacional Corcovado, con una extensión de 41.788 hectáreas, fue calificado por la revista National Geographic como "una de las zonas biológicamente más intensas del mundo".

La importante reserva, que se encuentra ubicada 335 kilómetros al suroeste de San José, cuenta con más de 500 especies de árboles, 140 especies de mamíferos, 40 especies de peces de agua dulce y 117 anfibios, según estudios científicos oficialmente reconocidos.

El parque, que se extiende hasta la costa del Pacífico, cuenta con kilómetros de deslumbrantes playas desiertas, que forman parte de su especial atractivo turístico.