Última Hora

Hugo Brenes, el sacerdote detenido como sospechoso de abandonar a su sobrino de seis años en el desierto de Arizona el año anterior, no podrá salir del país y deberá firmar una vez al mes, así como evitar acercarse o tener comunicación con la víctima por los próximos seis meses.

Así lo dictó el Tribunal Penal de San José el viernes anterior luego de que le impusiera medidas cautelares al religioso, investigado por los delitos de tráfico de migrantes y abandono de incapaz.

A Brenes se le acusa de abandonar a su pequeño sobrino de solo seis años el 19 de junio del año anterior, cuando agentes de migración de Estados Unidos lo encontraron caminando solo por el desierto.

El pequeño indicó que su tío le había dado instrucción de continuar el trayecto hasta ser rescatado por alguna persona.

Según la investigación, Brenes había viajado días antes con el pequeño desde Costa Rica hacia México.

De acuerdo con la investigación, el imputado realizó las coordinaciones para trasladar a la víctima a México y luego llevarlo hasta Estados Unidos, donde se encontraba su madre.

En aquella oportunidad, el consulado de nuestro país en EE.UU. contactó a la madre del menor para entregarle al niño.

El sacerdote fue detenido por las autoridades el pasado 6 de noviembre.