Última Hora

Las fuertes lluvias de las últimas horas han provocado deslizamientos menores con caída de material y también otro derrumbe de grandes proporciones que mantienen cerrada la ruta 27 a la altura del kilómetro 38 en Atenas.

El reporte indica que el deslizamiento mayor se produjo la noche del miércoles, a eso de las once se interrumpió el paso totalmente. Por eso, desde muy temprano se encuentra personal con maquinaria trabajando en el sitio, sin embargo, por la cantidad de material que se tiene que remover no se sabe ciertamente cuando estará habilitado el paso por la ruta.

Según informes de voceros de la empresa concesionaria, no se tiene un tiempo estimado para habilitar el paso, pues se tienen que remover muchísimos materiales, además está lloviendo en la zona y todavía hay material en pequeñas cantidades que se sigue desprendiendo conforme avanzan los trabajos de remoción.

Debido a esta emergencia y por la cantidad de lluvias hay personal que se mantiene vigilando en sitios considerados vulnerables, particularmente hay vigilancia y se trabaja en el kilómetro 44 y más adelante de este punto.

Donde hemos venido dando seguimiento a un hundimiento que se presenta en esta vía, provocado precisamente por un relleno de material en este sitio inestable, por donde pasa la carretera en Escobal de Atenas, cerca del puente a la estación de Quebradas.

Debido a las fuertes lluvias de los últimos días el terreno se ha vendo agrietando y hundiendo. Es más, cuando había mayor vigilancia en este punto. El deslizamiento fuerte que cerró la vía se produjo unos cinco kilómetros antes. Pero debido a las fuertes lluvias se sigue vigilando y trabajando para impedir un cierre por   un deslizamiento en este punto del kilómetro 44 que sería casi imposible de resolver en pocas horas.

Esta vía es considerada de vital importancia para conectar al Pacífico central y las autoridades están atentas para evitar el cierre de la vía o que al menos los cierres afecten lo menos posible, por eso existe un monitoreo constantes en sitios detectados como de riesgo.

Los conductores tendrán que esperar que se normalice la situación, pero el llamado es a la precaución en este y otras vías, pues las lluvias mantienen los suelos saturados y los riesgos de más deslizamientos se mantienen.