El presidente ejecutivo de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), Román Macaya, aseguró que las 3.000 bolsas de cadáveres que compró la institución son previendo días como este lunes, en que se vio un aumento de costarricenses en las calles.

“Esas 3.000 bolsas las compramos previendo días como hoy, como lo que estamos viendo hoy en la calle, tomémonos esto enserio, no es jugando, no queremos terminar como España o Italia que están en un verdadero infierno, eso nadie se lo desea a Costa Rica”, afirmó el presidente de la Caja.

Hace unos días trascendió la noticia de que la Caja había comprado 3.000 bolsas de cadáveres. Macaya explicó que para evitar más muertes se debe intensificar el distanciamiento social.

“Lo hicimos como una medida de preparación que esperamos nunca usar en esta pandemia. Eso dependerá de muchos factores, la variable más importe es el comportamiento de la población, así que no esperemos medidas más restrictivas, ya sabemos que hay que estar en casa y que el distanciamiento social es necesario”, insistió Macaya.