Última Hora

Tras la polémica por un paseo en barco que realizó en Guanacaste, el doctor Rodrigo Marín renunció este lunes como director de Vigilancia de la Salud. 

El funcionario comunicó su decisión al ministro de Salud, Daniel Salas, en un documento con fecha 20 de julio. 

En la carta de renuncia, Marín reconoce que "sin duda es necesario predicar con el ejemplo, y ayer no fui consecuente con el mensaje". 

Él hace referencia a las fotografías que circularon en las últimas horas, en las cuales aparece sin mascarilla o careta de protección, a poca distancia de otras personas. 

"Me equivoqué, no mantuve la distancia fuera de mi burbuja y no utilicé el equipo de protección personal", aseguró.

"Estas acciones inoportunas no representan el actuar comprometido del Ministerio de Salud y de cada uno de sus funcionarios que han estado trabajando incansablemente contra la emergencia", agregó Marín.

El trabajador, quien ocupaba la jefatura en el departamento de Epidemiología del Ministerio de Salud, dijo al ministro Salas que su "interés no es enlodar el mensaje de prevención que le hemos dado a la población"; por eso, decidió abandonar el cargo. 

Tan solo horas antes, en su cuenta de Twitter, pidió disculpas y aclaró que los lineamientos del Instituto Costarricense de Turismo (ICT) establecen que el capitán de una embarcación sí debe llevar careta.  

La renuncia de Marín es efectiva a partir de este lunes. Continuará en el Ministerio, ya que tiene una plaza en propiedad de "Profesional Licenciado de la Salud 3F".