Los respiradores asistidos para personas positivas por Covid-19, hechos en la Universidad de Costa Rica (UCR), pasaron oficialmente las pruebas clínicas y ya están prácticamente listos para su producción. 

Se trata de un prototipo de respirador más económico y de rápida fabricación diseñado por investigadores, personal técnico y estudiantes de las escuelas de Física, Ingeniería Mecánica y Artes Plásticas de la UCR.

El proyecto llamado “Respira UCR” tomó como base un modelo de ingenieros de Barcelona, el cual se encuentra disponible en Internet como paradigma de software y hardware libre.

La institución cuenta con dos prototipos: uno ambulante tipo Ambú y el otro fijo para su uso intrahospitalario.

Uno es eléctrico y el otro neumático, es decir, que funciona con un motor de gas comprimido y los dos pueden ser usados de forma no invasiva en los pacientes.

Ambos ejemplares fueron sometidos a ensayos el martes, con modelos robóticos y otros recursos de alta tecnología, en el Centro de Simulación en Salud de la Escuela de Enfermería de la Universidad de Costa Rica (UCR).

El objetivo del proyecto efectivamente se cumplió, ya que se pudo verificar que estos aparatos son seguros, prácticos y cumplen con su capacidad ventilatoria, según aseguró Ralph García, director de la Escuela de Física de la UCR y uno de los impulsores de la iniciativa.

La prueba de simulación clínica se realizó en presencia de docentes de la Escuela de Enfermería y de un terapeuta respiratorio para garantizar la fidelidad del procedimiento.