Última Hora

Tras varios días de negociaciones la Asamblea de Trabajadores del Banco Popular decidió incluir al movimiento Rescate Nacional en su mesa de diálogo multisectorial.

La mesa del Popular, paralela a la del Gobierno y que reúne a 150 organizaciones, había excluido al movimiento de su convocatoria original, sin embargo, la mediación de un grupo de diputados y el movimiento cooperativista consiguió revocar esa decisión.

“Ya el Movimiento Rescate Nacional firmó la carta para ser parte de la mesa y estarán junto con 150 organizaciones más”, dijo el presidente de la asamblea de trabajadores, Fernando Faith.

“Me siento muy complacida porque los esfuerzos que realizamos en tender los puentes tuvieron su rédito. Nuestra intención era buscar una solución para que el Movimiento Rescate Nacional fuera incluido en las mesas de diálogo con el objetivo de recuperar la paz social y que fueran atendidas sus solicitudes”, dijo la socialcristiana Shirley Díaz.

Ella, junto a los independientes Erick Rodríguez y Dragos Dolanescu, así como Patricia Villegas y Wálter Muñoz (PIN), han sido los únicos legisladores que se han acercado, hasta ahora, a Rescate Nacional.

El Movimiento Cooperativo también mostró su satisfacción al ver los resultados que se han obtenido después de un paro en los bloqueos y ahora la inclusión a las mesas de diálogo de los sectores que se manifestaron días atrás.

“El esfuerzo que hicimos desde hace varios días ha sido positivo, ya que hemos visto realizadas acciones concretas. Me complace que el Movimiento Cooperativo ha servido como garante del proceso, siempre con el objetivo de contribuir a la paz social del país”, dijo Franklin Salazar, representante del Conacoop.

Tanto los diputados como los cooperativistas hicieron eco de la solicitud de Rescate Nacional al presidente Carlos Alvarado para que también sean invitados a la mesa de diálogo del Ejecutivo, que empezará a trabajar este miércoles con la presencia de 64 organizaciones.

La postura del movimiento es que Alvarado les había prometido ese diálogo si deponían el movimiento social y los bloqueos, algo que sucedió hace una semana.