Última Hora

La Iglesia Católica trasladará al Gobierno de la República las "condiciones mínimas" que establece Rescate Nacional para instaurar una mesa de diálogo.

El documento fue firmado por los dirigentes del movimiento José Miguel Corrales y Célimo Guido, así como por el arzobispo de San José, José Rafael Quirós Quirós, y estaría llegando a las manos del presidente de la República, Carlos Alvarado Quesada, en las próximas horas.

Corrales indicó que las condiciones no serán reveladas hasta que sean de conocimiento del mandatario. Sin embargo, adelantó que el siguiente paso es citarlo en un punto, día y hora específica para que personalmente se presente a dialogar.

A pesar de este primer acercamiento preliminar, los dirigentes aclararon que los bloqueos no se levantarán hasta que exista un compromiso firmado por ambas partes.

“Permanece la llamada de que luchemos todos como hermanos que somos, quienes están en las calles y en las diferentes instituciones. Como costarricenses todos somos hermanos”, indicó el Arzobispo.

En caso de que se lleve a cabo la mesa de diálogo, José Miguel Corrales insistió que deberá ser abierta al público y a todos los medios de comunicación.

Por su parte, el Arzobispo finalizó asegurando que la Iglesia Católica no tiene el papel de mediador, ya que únicamente se comprometieron a escuchar a los manifestantes y entregar el documento a las autoridades.

La reunión se llevó a cabo este lunes en horas de la mañana, en el Templo Votivo del Sagrado Corazón de Jesús, en el Barrio Francisco Peralta.