Última Hora

Desde las 4 de la tarde del viernes se registró importante movimiento en la residencia de la embajada de Venezuela en Costa Rica, donde, según captaron las fotografías del medio El Venezolano Costa Rica, dos furgones fueron cargados con mobiliario y se llevaron un vehículo en una plataforma.

Ante esto, María Faría, embajadora de Venezuela en Costa Rica designada por el presidente reconocido internacionalmente, Juan Guaidó, denunció que los funcionarios del chavismo, que laboran ahora de manera ilegítima en esta institución, evadieron sus consultas sobre el procedimiento y lo tildaron como un delito, debido a que lo que se encuentra en esta residencia es bien del Estado venezolano.

A las afueras de la sede diplomática, ubicada en Los Yoses, San José, se pudo ver como personal cargó un conteiner con mobiliario y un vehículo, todo esto se encontraba dentro del lugar.

Faría pidió ayuda de las autoridades costarricenses para saber qué es lo que está pasando dentro del recinto y poder verificar el buen estado de los bienes del estado venezolano.

“Dos camiones tipo conteiner fueron utilizados para trasladar objetivos sustraídos de la embajada de Venezuela, todos los bienes que se encuentran en las instalaciones diplomáticas pertenecen al estado venezolano. Por lo que toda movilización de cualquier tipo de objeto o equipo sin el control o autorización correspondiente representa un delito”, expresó María Faría.

Aseguran que desde que Costa Rica reconoció a Juan Guaidó como presidente de Venezuela, ellos han realizado los trámites diplomáticos para decirles que los funcionarios de la embajada que trabajan para Nicolás Maduro que abandonen las instalaciones.

“Desde que nosotros asumimos la misión diplomática del presidente Juan Guaidó, hemos recurrido a los canales regulares establecidos para las relaciones exteriores y enviamos una comisión para que informaran a los antiguos funcionarios sobre el cese de sus funciones y ellos se negaron a recibir nuestras instrucciones y ahora vemos el resultado de este proceso.

Nuestro deber es notificar a la Cancillería de Costa Rica sobre la situación irregular, también dimos parte al Ministerio de Seguridad, para que actúe como indica la ley.

El día lunes se consignó ante la Cancillería de Costa Rica en cese de funciones de todos los funcionarios venezolanos que representan el gobierno de Nicolás Maduro”, agregó Faría.

La diplomática mencionó que frente a la situación registrada el viernes se está ante la presunción de un delito, “como única representante diplomática legalmente acredita en Costa Rica por parte del Gobierno democrático del presidente Juan Guaidó y representación de los venezolanos en Costa Rica, vengo en compañía de la Fuerza Pública.

Estamos solicitando un acta, que quede en constancia de lo que el día de hoy está pasando en la residencia del Estado, para constatar lo sucedido en estos espacios que ahora están bajo nuestra responsabilidad.

Agradecemos el apoyo y solicitamos la ayuda inmediata de las entidades pertinentes del Gobierno de Costa Rica”, concluyó la embajadora de Guaidó.

En horas de la noche del viernes el medio El Venezolano Costa Rica informó que María Faría intentó ingresar a la residencia de la embajada para verificar el estatus del lugar tras el movimiento de bienes de la tarde.

Pero aseguran que los funcionarios del régimen ilegal de Nicolás Maduro se negaron a abrir sus puertas.