Última Hora

La reparación de los cuatro postes derribados por un tráiler, este domingo en Pozos de Santa Ana, tomaría unas 12 horas. 

Así lo confirmó la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL) a Teletica.com. Las cuadrillas se encuentran en el barrio La Chispa, trabajando para restablecer el servicio eléctrico.

Según las estimaciones, el accidente provocó que 2.000 clientes de la CNFL se quedaran sin luz.

"Esperamos restablecer la línea de media tensión tipo 11 p. m. para alimentar alrededor de 1.700 de los clientes afectados y el resto del tiempo será para los afectados directos del daño", aseguró Luis Fernando Andrés, director de Distribución de la CNFL. 

La institución convocó a dos equipos de trabajo y otros dos de grúa, unas 18 personas. Los postes quebrados tenían "líneas de media tensión trifásica, líneas de baja tensión - secundaria y líneas de comunicaciones".

"Hay cuatro transformadores dañados y, aproximadamente, 400 metros de tendido eléctrico en el suelo", agregó el funcionario. 

Las cuadrillas también tendrán que recolectar el aceite derramado por los transformadores que cayeron sobre la vía pública.