Última Hora

El presidente Carlos Alvarado anunció este jueves por medio de un comunicado de prensa la salida de los ministros de Hacienda, Comunicación y Ciencia y Tecnología sin explicar las razones de estas.

Las salidas de Rodrigo Chaves (Hacienda), Nancy Marín (Comunicación) y Luis Adrián Salazar (Ciencia y Tecnología) serán efectivas de inmediato según el comunicado enviado por Presidencia, en el que ni siquiera se mencionan sus nombres. 

Alvarado justificó los movimientos como parte de un proceso de "reacomodo y refrescamiento" en el inicio de la segunda mitad de su administración 

La cartera de Hacienda será ocupada por el actual presidente del INS Elián Villegas; Agustín Castro, hasta hoy viceministro de Enlace del Sector Privado, se encargará de  Comunicación, mientras que Paola Vega, viceministra de la cartera de Ciencia y Tecnología, ocupará el cargo de Salazar.

Los tres asumirán funciones a partir del próximo lunes 1° de junio.

Sorpresivos

Si bien la posibilidad de que Chaves dejara el ministerio de Hacienda se mencionó esta semana entre corrillos, su salida y la de sus dos colegas toma por sorpresa al país y los diferentes sectores.

El remezón en el Ejecutivo despierta una serie de cuestionamientos sobre qué es lo que está sucediendo en Casa Presidencial, especialmente en medio de la crisis mundial por la pandemia del COVID-19.

Además, el anuncio inmediato de los tres nuevos jerarcas hace pensar que la decisión no tomó por sorpresa al mandatario. 

Las reacciones de diputados y cámaras precisamente apuntaron a esa preocupación del rumbo del Gobierno y su solidez para enfrentar la aguda crisis económica que se prevé tras la pandemia.

​Más tarde, los tres ministros confirmaron que renunciaron al cargo, argumentando diferencias graves en el caso de Chaves y Salazar.

El primero fue enfático en que fue el propio Presidente quien le pidió la renuncia, esto luego de la aprobación de la ley que exoneró a las municipalidades del cumplimiento de la regla fiscal, una norma que el ahora exministro pidió vetar.