Última Hora

Una auditoría interna del Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) descartó errores en el sistema de facturación durante los primeros meses de la pandemia. 

El informe, solicitado por la Junta Directiva de la institución, analizó el periodo comprendido entre el 16 de marzo y el 31 de agosto 2020.

"Las posibles causas para las altas facturaciones, de acuerdo con la auditoría interna, incluyen el cambio de 16 mil hidrómetros que estaban dañados o en condiciones inadecuadas y las variaciones de consumo por parte de los abonados por efecto de teletrabajo, clases virtuales y cierres de comercios", aseguró AyA en un comunicado. 


Otra causa identificada se relaciona con los aumentos tarifarios aprobados por la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), que rigen desde enero con un incremento de 15,2% en agua potable y 43,2% en alcantarillado sanitario.

Además, la implementación del impuesto al valor agregado (IVA), la sequía y la infraestructura disponible.

"Este es un informe que revisó absolutamente todas las actuaciones de la administración, todas las estadísticas y los posibles impactos en los usuarios. Se han emitido un conjunto de recomendaciones que estamos por ejecutar con el fin de que este proceso nos conduzca a la mejora continua", dijo Manuel Salas, gerente general del AyA.

Algunas de las recomendaciones son las siguientes:

  • Constituir una comisión para diagnosticar diariamente hechos sobre recibos presumiblemente excesivos.​
  • Implementación de registro de acuerdos en las comisiones encargadas de atender el tema de facturación.
  • Reforzar la capacitación del personal de atención al usuario sobre el proceso de facturación.

El informe de auditoría no señala responsabilidades específicas de funcionarios.