Última Hora

La Sala Constitucional declaró sin lugar los recursos de amparo presentados por funcionarios de las diferentes cárceles del país contra el bloqueo de la señal celular en los centros penitenciarios.  

“No estima este Tribunal que la restricción impuesta en los centros penitenciarios, respecto a la señal de servicios móviles, sea una violación al derecho de comunicación de la recurrente. Nótese que el Ministerio de Justicia y Paz realizó una serie de acciones con la finalidad de que los trabajadores puedan utilizar los teléfonos fijos institucionales para realizar sus labores, así como para atender asuntos personales en casos de emergencia”, indicaron los magistrados. 

Desde el pasado mes de octubre, el Ministerio de Justicia y Paz inició el bloqueo de la señal celular en las 21 cárceles del territorio nacional. Fue hasta el 31 de diciembre de 2020 cuando quedó cubierto el bloqueo en su totalidad.

“Recibimos con respeto estas resoluciones de la Sala Constitucional, que validan la gestión que hemos realizado desde este ministerio para que esta solución tecnológica que implementaron las empresas proveedoras de servicios telefónicos transcurriera con la menor afectación posible para con nuestros funcionarios en los distintos centros penales. Además, le permite al país seguir con una medida largamente esperada por la ciudadanía”, dijo Fiorella Salazar Rojas, ministra de Justicia y Paz.

Según la Sala IV, en una resolución emitida en enero de 2014, los funcionarios de cárceles tienen la prohibición de portar y utilizar el teléfono celular durante el desempeño de sus funciones por motivos de seguridad institucional.

Además, señaló que “bloquear la señal de los teléfonos móviles en el sistema penitenciario corresponde a una obligación legal que tienen las operadoras telefónicas del país, la cual quedó establecida en la reforma a la Ley General de Telecomunicaciones (Ley 9597) del 13 de agosto del 2018”.

Los magistrados recibieron al menos cuatro recursos de amparo desde el pasado mes de diciembre, presentados por funcionarios de las cárceles de la Reforma, CAI Luis Paulino Mora (San Rafael de Alajuela) y la del Adulto Mayor.

Este bloqueo surge como una solución para detener las estafas telefónicas que se generan desde las cárceles.