Última Hora

Esta semana se cumplieron 36 años de la visita del papa Juan Pablo II a Costa Rica.

Rafael Bustamante Solís, un historiador de 82 años, tuvo el privilegio de servir como guardaespaldas para el pontífice en marzo de 1983.

En el avión Dante Alighieri llegó el santo a las 3 p. m. al Aeropuerto Juan Santamaría, donde Rafael a sus 46 años lo esperaba junto con el equipo de seguridad nacional.

Conozca su historia el vídeo adjunto.