Última Hora

La población que tiene racionamientos de agua tras el paso de la tormenta Nate se expone a enfermedades infecciosas.

Diarreas y enfermedades respiratorias son los principales males que aparecen cuando no hay acceso al agua potable.

Tras el paso de la tormenta Nate miles de personas quedaron con faltante del vital líquido.

Por eso las autoridades de Salud hacen un llamado a la población para que tomen medidas básicas a fin de evitar el contagio de enfermedades.

En este momento todavía hay 166 sistemas afectados y 1.520 personas en albergues.

El tener que guardar agua para el consumo eleva el riesgo de que aumenten los criaderos del mosquitos Aedes aegypti trasmisor del dengue, zika y chicungunya.

Adicionalmente, las autoridades recuerdan la importancia de tapar con el antebrazo la boca al estornudar o toser.