Última Hora

Las camas de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), hasta este martes, están ocupadas en un 64% por pacientes positivos de COVID-19.

Así lo confirmó Mario Urcuyo Solórzano, médico de la Gerencia Médica de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS). Hay 152 camas ocupadas, en estas hay 149 personas positivas y tres sospechosas de la enfermedad.

La Caja en este momento dispone de 239 espacios habilitados, 10 son del Hospital Nacional de Niños. 

El doctor Urcuyo explicó que estas camas tienen recurso humano especializado, todo el equipamiento necesario para un paciente crítico y los medicamentos especiales.

Teletica.com le consultó al equipo de la Gerencia Médica de la CCSS si cuentan con una estrategia en caso de que los contagios COVID-19 aumenten aceleradamente por la llegada de turistas al país o la apertura comercial durante el mes de setiembre. 

"Nosotros en este momento no tenemos una estrategia específica para los extranjeros. El asunto es que esto está regulado por los seguros internacionales, que se están solicitando precisamente para evitar que se utilicen recursos Caja para eso. Sin embargo, si llega un paciente grave evidentemente se va a tener que atender en la institución", indicó Urcuyo.

El doctor informó que la ampliación de camas UCI en los hospitales regionales les permitirá llegar, en las próximas semanas, a una capacidad máxima de 287.

"En este momento nos encontramos a pocas camas de llegar a esa capacidad máxima, entonces ampliar específicamente para este grupo de personas no es algo que estemos haciendo. Sí se van a incluir entre los posible usuarios de la UCI si es que lo requirieran, porque un paciente grave no se puede rechazar, pero la idea es que se pueda atender a la persona vía seguro", agregó Urcuyo. 

"Va a depender de la cobertura que tenga el extranjero en el país, por eso se les pide el seguro y se minimiza el riesgo con la prueba COVID-19 que se pide en el ingreso y si va a requerir atención, pues efectivamente la seguridad social los va atender", comentó Jeison Calvo Rojas.

Según el doctor Luis Diego Chacón Gómez, la Caja ya ha presentado varias estrategias de ampliación. La primera se dio al reconvertir el Centro Nacional de Rehabilitación (Cenare) en el Centro Especializado de Atención de Pacientes con COVID-19 (CEACO), después con la remodelación de la Torre Este del Hospital Calderón Guardia y con el Hospital Nacional Psiquiátrico.

"La Caja está expandiendo las camas del Hospital Nacional Psiquiátrico, en este momento está en reconversión. Son 200 camas más y ya va llegando la donación de Estados Unidos, de los hospitales de campaña: en una emergencia real eso nos aportaría 120 camas pero son básicas", resaltó Calvo Rojas.

Precisamente, la Contraloría General de la República autorizó a la institución hasta ¢900.000.000 para ese fin. 

La ocupación de camas de la UCI por hospital, en este momento, es la siguiente:

  • ​Hospital San Juan de Dios: 94% de ocupación (32 camas ocupadas y 2 libres).
  • Hospital México: 75% de ocupación (36 camas ocupadas y 12 libres).
  • CEACO: 100% de ocupación (16 camas ocupadas).
  • Hospital Calderón Guardia: 44% de ocupación (46 camas ocupadas y 58 libres).

Los doctores quisieron exaltar que el Hospital Calderón Guardia es el que tiene, actualmente, la mayor capacidad para atender pacientes UCI, gracias a la expansión de la Torre Este. "Nos está dando un respiro ahorita", finalizó Urcuyo.