Última Hora

Las recientes lluvias e inundaciones en Alemania dejaron 170 muertos y en Bélgica son 41 las personas que perdieron la vida.

La forma en la que se comportaron las lluvias en esos países tiene algo en común con lo ocurrido en los últimos días en nuestro país.

Tanto en Bélgica como en Alemania el fenómeno se describe como un temporal que cayó de repente y que trajo muerte y destrucción. En Costa Rica también se habla de un temporal extremo.

No se había previsto un huracán, una onda, frente frío u otro.

Lo que preocupa es que debido al cambio climático estos fenómenos extremos y repentinos pueden variar las condiciones en cualquier momento.

Observe todos los detalles en el video adjunto.