Última Hora

IVA Manual de supervivencia

¿Qué es el crédito fiscal y cómo funcionará?

Quienes ofrecen un bien o servicio pueden recuperar el monto que pagaron de IVA para obtener las materias primas o el equipo utilizado en su negocio.

Rodolfo González 23/6/2019 04:00

Con la entrada en vigencia del impuesto al valor agregado (IVA) hay que tener presente un concepto que será de mucha ayuda para los contribuyentes: El crédito fiscal.

Cuando una persona adquiera materia prima o equipos para producir u ofrecer un servicio también pagará el IVA. Ese impuesto lo pagará como consumidor final de ese equipo o local que alquile para realizar su trabajo. No obstante, cuando lo use para brindar el servicio también le cobrará el IVA a sus respectivos clientes.

Según explicó Rafael González, socio de impuestos y legal de la firma Grant Thornton, a la hora de reportar ese impuesto a Hacienda el que brinda el servicio podrá utilizar ese IVA que le cobró a sus clientes (débito fiscal) y le restará el IVA que pagó para comprar su materia prima (crédito fiscal). Por eso  sólo terminará pagando al ministerio  Hacienda la diferencia entre ambos, con lo cual recuperó el IVA que pagó inicialmente.

Tal vez lo más fácil es explicarlo con ejemplo concreto: el dueño de un gimnasio paga de alquiler 800 mil colones al mes. Con la entrada en vigencia del IVA a partir del primero de julio deberá pagar 104 mil colones más. No obstante, él a su vez, debe de cobrarle el IVA a sus clientes. Si por ejemplo el recauda 300 mil colones por ese IVA puede restarle a ese monto los 104 mil que pagó por el alquiler. Así las cosas, él puede recuperar lo que pagó originalmente y sólo le entrega a Tributación 196 mil colones.

¿Qué pasa si ese crédito fiscal no se descuenta en el mes en que se pagó el IVA?

No hay problema en caso de que no se utilice ese mes, pues ese crédito fiscal puede usarse más adelante, eso sí, hay que reportarlo desde el primer momento.

Volvamos al ejemplo anterior. Si en ese mes el gimnasio no abrió por remodelación el propietario puede utilizar el crédito fiscal para el siguiente mes, inclusive si después de hacer el descuento todavía tiene un saldo a favor puede seguir descontándolo en el siguiente mes.

Según explicó Silvia González, Gerente de Impuestos y Legal de Grant Thornton, la posibilidad de utilizar esos créditos fiscales prescribe cuatro años después de que se da el gasto.

“No se pierde. Eso es  un crédito a favor. Lo podemos utilizar para pagar impuestos en los meses siguientes o inclusive para pagar renta o algún otro impuesto o poder devolución”, aseveró.