Última Hora

Una alianza pública-privada da vida a una iniciativa de reciclaje en la que todos ganan.

Once pulperías en Desamparados servirán como centro de acopio para recibir botellas plásticas reciclables.

Los ciudadanos, cada vez que lleven tres botellas, reciben a cambio un cupón canjeable por una hamburguesa en un restaurante de comida rápida y, además, quedarán participando en la rifa de una canasta de víveres.

Esta canasta se comprará a la misma pulpería cada mes.

El plan piloto es de tres meses; sin embargo, la idea es ampliar la iniciativa llamada “Mi barrio sin residuos” a otros cantones del país.

Desamparados fue elegido para poner en marcha el proyecto piloto por su excelente consciencia de reciclaje.