Última Hora

El proyecto que permitirá el rebajo del marchamo 2022 se queda sin tiempo para ser aprobado.

El cobro del derecho de circulación arrancará el próximo 1° de noviembre, por lo que ese escaso margen pone en tela de duda las posibilidades de que vea la luz, a menos de que los diputados establezcan que la rebaja sea retroactiva.

Pese a que existe un acuerdo de la oposición para rebajar la tarifa, sería hasta a mediados de la próxima semana que los diputados tomen una decisión y voten la iniciativa en primer debate.

Aun así, si la disminución se aprueba en la vía legislativa no hay garantía de que reciba la firma del Ejecutivo, pues la posibilidad de un eventual veto presidencial no se descarta.

Para que la rebaja no quede sin efecto y los consumidores se puedan beneficiar, los diputados posiblemente deberán dejar clara su retroactividad, de manera que sus efectos sobrepasen esa fecha límite.

Al principio se planteó que la disminución fuera de un 50% para vehículos con un valor menor a los ₡7 millones, pero ahora la propuesta es mucho menor y beneficiará, especialmente, a los propietarios de los vehículos de menor valor.

El gobierno sostiene que, pese a esto, la rebaja provocará un hueco fiscal que todo el país tendrá que pagar más adelante.