Última Hora

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) confirmó que el protocolo para interrumpir el embarazo cuando la vida o la salud de la madre está en peligro se ha activado, hasta ahora, en cuatro ocasiones. 

Esto ocurre por solicitud de la paciente o por recomendación de su médico.

La doctora Angélica Vargas, coordinadora del Programa de Atención a la Mujer de la CCSS, explicó a Teletica.com que las cuatro solicitudes llegaron a las direcciones médicas y fueron analizadas por un grupo de expertos en ginecoobstetricia y especialistas en el problema de fondo que presentaban las embarazadas.

"El grupo de profesionales tiene tres días para analizar el caso y hacer una recomendación a la paciente y ella es la que decide si acepta o no, en caso de que se recomiende la interrupción", comentó la doctora Vargas.

Tras estos análisis, Vargas asegura que se recomendó hacer la interrupción solamente en uno de los casos: la madre aceptó y se llevó a cabo el procedimiento, luego de firmar un consentimiento informado. 

“En las solicitudes que se hicieron en los otros tres casos había algo que hacer para evitar la complicación de salud de la mujer antes de pensar en la interrupción. La ley dice que solo se recomendaría la interrupción si no hay otro medio de evitar el problema de salud”, comentó. 

La CCSS todavía no ha terminado de capacitar a todo el personal para la activación de protocolo, pero se espera que el proceso finalice este año.