Última Hora

68 familias han perdido a un ser querido por complicaciones asociadas al COVID-19. 

Cada vez que fallece un paciente sospechoso o positivo por la enfermedad, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y el Ministerio de Salud cuentan con un protocolo especial para el manejo de los cuerpos.

Según el doctor Ruy Vargas, miembro de la Comisión de Atención del Paciente Fallecido por COVID-19, cuando un paciente muere es llevado inmediatamente a la morgue para su debida desinfección.

Eso significa que limpian al paciente por completo, se le coloca pañal y también gasas con alcohol en todos los orificios del cuerpo. Esto evita, en la medida de lo posible, que el paciente siga expulsando virus.

Posteriormente, es cubierto con una sábana y una bolsa plástica para que puedan hacer el reconocimiento del cuerpo.

Solamente una persona de su familia (primer, segundo o tercer grado de consangunidad) podrá entrar a reconocer el cuerpo por un máximo de 15 minutos.

La persona tendrá que entrar con mascarilla y debe lavarse bien las manos antes y después del reconocimiento. Tiene que estar a un metro ochenta de distancia del cuerpo y solo puede verlo a través de una bolsa.

El contacto es completamente prohibido.

“El protocolo trata de salvaguardar la salud de los familiares de ese fallecido, del personal de salud que está abordando a este paciente y manteniendo al paciente lo menos en contacto con el exterior”, comentó el doctor.

Cuando ya se ha hecho el reconocimiento, el cuerpo se mete en otra bolsa que también se desinfecta; es introducido en un féretro de madera, se cierra con clavos y se vuelve a desinfectar.

Como recomendación de las autoridades, el cuerpo debe ser llevado inmediatamente a ser enterrado o cremado, según decisión familiar. Sin embargo, existe la posibilidad de realizar una vela o acto religioso de no más de ocho horas.

Según la norma de las autoridades, en 36 horas ya el cuerpo se debe encontrar enterrado o cremado.

¿Qué pasa si la familia de la persona fallecida también está en aislamiento?

El doctor Ruy Vargas comentó que en ese caso la familia debe autorizar a algún conocido para realizar el reconocimiento en representación legal de ellos.

¿Qué pasa si el cuerpo no es retirado por sus familiares respectivos?

Si esto ocurre, la CCSS no puede mantener el cuerpo en las instalaciones por mucho tiempo, por lo que deberá ser enterrado en algún cementerio del Estado.

“No podemos estar almacenando como país, entiéndase como hospital, centros médicos o su misma casa, los cuerpos sin enterrar porque la misma orden del Ministerio de Salud establece que ellos se tienen que haber enterrado en esas horas”, concluyó el doctor.