Última Hora

Un proyecto de ley presentado este lunes por el diputado de Restauración Nacional, Carlos Avendaño, propone restringir la libertad condicional y obligar a los privados de libertad a trabajar.

La iniciativa, tramitada bajo el expediente 22.197, establece que aquellas personas condenadas por delitos de tipo sexual, dolosos contra la vida, crimen organizado o que no tengan el criterio favorable del Instituto Nacional de Criminología no podrán gozar de ese privilegio.

Tampoco podrían ser liberados reos bajo la excusa del hacinamiento carcelario.

La propuesta establece, además, una reforma al Código Penal para que el año carcelario sea de 12 meses y no ocho como sucede actualmente; también obligaría a los privados de libertad a trabajar como una forma de descontar su condena y ayudar al Estado en su manutención.

“Un día de trabajo ordinario equivale a un día multa y cada dos días de trabajo ordinario equivalen a un día de prisión. Las labores de toda índole, que se realicen en el centro de adaptación social y fuera de él, computarán en igual forma. El salario respectivo se abonará total o parcialmente para satisfacer la multa impuesta”, cita la iniciativa.

Este deber sería extensivo a toda la población carcelaria con excepción de aquellos con condiciones de salud probadas o que por razones de seguridad, para sí mismos o terceros, no sean aptos para realizar estas labores.

El proyecto del diputado Avendaño añade que el Ministerio de Justicia deberá establecer convenios con ONG’s, empresas, asociaciones y organizaciones para dar acompañamiento a la ejecución de la pena y para la reinserción del privado de libertad.

“Es inaceptable que las familias costarricenses tengan que encerrarse por temor y sucedan tragedias como la que recientemente conmovió a nuestro país con el caso de la joven Allison y todos los casos que nos han estremecido.

“No es posible, que ante este nivel de violencia el miedo se esté apoderando de todas nuestras actividades, mujeres, niños, jóvenes, hombres, todos tienen temor de salir de casa, de caminar, de andar por nuestro país.  Hay que combatir la inseguridad urgentemente”, aseguró el diputado.

Avendaño afirmó que la política de liberación del Ministerio de Justicia ha sido errada.

“Gran cantidad de casos de personas con beneficios carcelarios que han participado en asaltos, agresiones, homicidios y demás delitos, afectando la vida y propiedad de miles de ciudadanos honestos”, dijo.

“Gracias a la falta de criterios técnicos y estudios serios que justifiquen la liberación de personas, unos 5.975 reos han sido liberados sin que existan criterios profesionales que respalden su salida del régimen institucional, según datos de la Asociación Nacional de Investigadores en Criminalística”, cita la propuesta.