Última Hora

Algunos propietarios de gimnasios dicen que no es rentable operar a una capacidad del 25%.​

El pasado 18 de marzo, por orden del Ministerio de Salud, se cerraron los gimnasios. Sin embargo, este lunes anunciaron que podrán abrir de nuevo sus puertas, pero con una capacidad de solo un 25%; por esa razón, algunos continuarán clausurados.

Los costos de operación son elevados y recibir a una cantidad pequeña de personas no les alcanzaría para cubrir los gastos.

Algunos buscan la manera de hacerlo por fidelidad a sus clientes y para ayudar, aunque sea un poco, económicamente a sus empleados.

Desde julio del año anterior, estos centros de entrenamiento han perdido decenas de clientes por el cobro del 13 % del IVA y, por la pandemia, la crisis empeoró.

La Asociación de Gimnasios de Costa Rica reporta hasta 2.500 personas desempleadas por esta razón.

Quienes harán un esfuerzo para abrir, ya empezaron a llamar a sus clientes para agendar citas.

Pero no todos podrán asistir, pues a esto se le suma el horario de la restricción total vehicular que inicia a las 7:00 p. m.

Expertos en acondicionamiento físico aseguran que es fundamental retomar el ejercicio cuanto antes para evitar otros males.

Los gimnasios que abran sus puertas deben establecer un horario especial para clientes con condiciones de alto riesgo.

Esperan que el Ministerio de Salud permita el funcionamiento, por lo menos, al 50%.