Última Hora

A pesar de que el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC) informó este miércoles que está en coordinación con el Ministerio de Salud para buscar mecanismos flexibles para determinar los aforos en los distintos lugares donde se realizan eventos de concentración masiva, la Cámara de Promotores de Eventos Masivos y Afines (Capema), sigue molesta porque asegura que, a largo plazo, esto no soluciona la problemática principal que existe respecto a la tramitología.

Capema asegura que en este momento hay unos 10 eventos (entre los cuales están los conciertos de Christian Nodal y Alejandro Sanz) que no han podido conseguir los permisos de realización por las "trabas ilegales y regulaciones antojadizas".

"Pensamos que es una solución para salir de la situación actual de la presa de permisos que están pendientes y que nos urge que salgan, pero no vemos como que sea algo que nos ayude en el transcurso de esta pandemia para facilitarnos la tramitología. Más bien nos complican aún más la cantidad de permisos que previamente teníamos que preparar y alistar para presentar. Ahora son más permisos", explicó Manrique Mata, presidente de la cámara.

Mata sostiene su versión al señalar que este trámite no le corresponde al Ministerio de Economía, y que debería de ser solicitado únicamente por el Ministerio de Salud. 

"También como parte de la problemática que presentó Salud es que esta certificación de ingeniero del aforo ya la tiene el Ministerio de Salud, con el permiso funcionamiento que le ha dado a cada uno de los venues, que se están utilizando para llevar a cabo eventos. O sea, nos están pidiendo básicamente que nosotros le hagamos la tarea a ellos, siendo ellos los que tienen la cantidad de aforo de cada venue y sabiendo que hay un decreto que indica el porcentaje que está autorizado para poder vender. Es una cuestión de aplicar la matemática para que ellos mismos sepan y garanticen el aforo autorizado", agregó Mata.

Entonces, ¿qué sugieren?

El presidente de Capema dijo que si la situación es que desconfían de que los promotores vayan a poner a la venta la cantidad adecuada de entradas, con una declaración jurada y la misma copia del contrato con la tiquetera se garantizaría la cantidad de tiquetes que se van a poner a la venta y con el correspondiente aforo autorizado.

El sector entretenimiento ha sido uno de los más golpeados por la pandemia de COVID-19, fueron los primeros a los que obligaron a cancelar los eventos y los últimos en reactivarse. De esta industria dependen entre 35.000 y hasta 40.000 personas, según un estudio de Capema. 

La cancelación de eventos masivos tiene graves consecuencias. Por eso la cámara insiste en que se les agilice los trámites para la realización de conciertos, siempre respetando las medidas de seguridad y prevención y solicitando el esquema de vacunación completo a los asistentes.

Spotify TeleticaRadio