Última Hora

El Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa) prohibió la extracción y comercialización de moluscos en la costa del Pacífico debido a la marea roja.

Expertos de la Universidad Nacional encontraron un incremento considerable de toxinas paralizantes en muestras de agua tomadas en el Golfo de Nicoya.

Además, imágenes satelitales aportadas por la Universidad de Costa Rica evidencian un aumento progresivo de la cantidad de clorofila a nivel superficial del mar.

Esto representa un enorme riesgo a la población si se consumen productos como chuchecas, piangüas, mejillones, ostras y almejas.

Por eso piden abstenerse de consumir este alimento al menos durante las próximas tres semanas.

Representantes del sector molusquero lamentan esta situación, pues esto se suma a la afectación por la crisis de la pandemia.

La marea roja es un fenómeno natural producido por un aumento de la población de algún tipo de micro alga. Esto afecta la vida marina y a quienes la consumen.