Última Hora

El millonario préstamo que el Banco de Costa Rica le otorgó al empresario Juan Carlos Bolaños para la importación de cemento chino se conoció durante mucho tiempo en la junta directiva del BCR como “préstamo de Sergio Alfaro”.

Así lo aseguró este jueves ante los diputados el exdirectivo del BCR Alberto Raven en una comparecencia ante la Comisión de Procuraduría de la Asamblea Legislativa.

Según Raven, el entonces ministro de la Presidencia y la expresidenta del BCR Paola Mora, le hicieron creer a la junta directiva del banco que existía una directriz del Gobierno para “impulsar la importación de cemento y varilla china”.

“Fuimos informados de que don Sergio Alfaro había estado de acuerdo en que el BCR incentivara el crédito para la importación de cemento y varilla de China. Que se trataba de una directriz de Gobierno que había sido conversada con Alfaro para que el banco incentivara eso”, afirmó el exdirectivo.

Raven, quien era director de la junta del banco suspendida por el Gobierno de Luis Guillermo Solís luego de destaparse el caso conocido como “cementazo”, aseguró además que Alfaro recomendó la destitución de la entonces presidenta del BCR Mónica Segnini.

“Recuerdo que tanto mi persona como la también directora Evita Arguedas recomendamos a Mónica pedirle al ministro las razones de esa decisión. Ella lo llamó, luego le informó que lo iba a poner en altavoz para que nosotros escucháramos y ahí dijo que no lo consideraba prudente y colgó”, recordó Raven.

Esa versión fue respaldada posteriormente por la propia Arguedas, quien también compareció ante la comisión legislativa.

Raven expuso ante los legisladores que durante el cambio de Gobierno el también ministro de la Presidencia, Melvin Jiménez, lo citó a Casa Presidencial para discutir el nombramiento del nuevo gerente del banco.

“Todavía hoy no tengo muy claras las intenciones de don Melvin para esa invitación, tal vez fue porque yo llegué y empecé a hablar de una vez, fui muy directo en que recomendaba la continuidad de Mario Rivera en el cargo. Él (Jiménez) me agradeció lo que le dije pero me informó que ya ellos habían tomado una decisión y que el elegido era Mario Barrenechea”, afirmó Raven.

Polarizada

Tanto Raven como Arguedas aseguraron ante los diputados que cuando se destapó en los medios de comunicación las anomalías por los créditos al empresario Juan Carlos Bolaños una parte de la junta directiva empezó a presionar por información relacionada al caso.

“La junta directiva se dividió: Mónica (Segnini) y Francisco (Molina) estaban de un lado junto conmigo y Evita, del otro lado estaban Paola (Mora), Gustavo Arias y Ronald Solís, posteriormente se cambió de bando Gustavo. Yo estoy convencido de que él defendió el crédito creyendo que lo hacía en los mejores intereses del país”, dijo Raven.

Esa división provocó que la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) emitiera un primer informe en que el señalaba la preocupación por las “discusiones” en el seno de la junta directiva del banco.

El segundo informe sobre este mismo punto provocó la solicitud de renuncia a todos los directivos por parte de Casa Presidencial.

“La solicitud llegó en el momento en que estábamos iniciando con la investigación, no tuvimos mucho tiempo entre ese inicio y la suspensión que se hizo de toda la junta.

“Básicamente estábamos divididos entre aquellos que notábamos que algo estaba mal y se tenía que investigar y otros que decían que no estaba pasando nada y que más bien se podría afectar a un cliente del banco”, aseguró Arguedas.

La también exdiputada aseguró que desde el inicio de la investigación se detectaron anomalías en los créditos a Juan Carlos Bolaños, como el pago en un solo tracto de un primer desembolso ($20 millones) sin conocer el plan de inversión y luego que el dinero no se le entregara directamente a la empresa deudora, sino a otra relacionada.

Arguedas aseveró que también ejercieron presión ante el exsuperintendente de la Sugef Javier Cascante para tomar cartas en el asunto, sin embargo no encontraron interés en él.

Los diputados de la comisión acordaron al término de ambas comparecencias extender el plazo de 30 días hábiles para entregar el informe legislativo; además, se procederá a llamar a comparecer a los exministros de Presidencia Sergio Alfaro y Melvin Jiménez, el exministro de Comercio Alexánder Mora, el exdiputado Ottón Solís y al exsuperintendente de la Sugef, Javier Cascante.

También deberán comparecer ante los legisladores los exdirectivos del BCR Gustavo Arias y Rónald Solís.