Última Hora

El presidente de la República, Carlos Alvarado, firmó la ley número 8414, que reduce el precio del gas de cocina (Gas LP).

Alvarado señaló que esta rebaja beneficiará a los hogares con menos ingresos y a múltiples industrias que utilizan el gas como principal combustible. “Con la aprobación y la firma de esta ley aliviaremos los bolsillos de hogares costarricenses y del sector productivo, restaurantes y comercios que hacen uso del gas”, comentó el mandatario.

Con esta reducción de 28 por litro, alrededor de 5.000 comercios y más de 710.00 hogares tendrán un ahorro en el costo del gas usado cotidianamente en las cocinas de las casas, sodas, restaurantes y para otros fines comerciales.

“Este es el gas que usan más de 710.000 hogares del país para cocinar, se emplea también en comedores escolares, centro penitenciarios y hospitales, además la industria lo utiliza en calderas y hornos. Esto demuestra el amplio sector al que beneficiará la reducción del precio del gas”, explicó Franklin Paniagua, presidente de RECOPE.

Durante los primeros 11 meses del 2021, el país consumió un promedio mensual de 30,5 millones litros de gas GLP, lo cual al anualizarse rondaría los 365,6 millones de litros del gas. De mantenerse este consumo promedio para el 2022, se estima un ahorro anual alrededor de los 10.237 millones.

A su vez, el gas GLP es una opción más limpia al compararse con otras alternativas que liberan gases más contaminantes como el óxido de azufre, óxido de nitrógeno, material particulado y hollín.

Esta reforma fue propuesta por el diputado Erwen Masís, quien comentó que “este proyecto nació con la intención de bajar el costo de la vida y reactivar la economía, bajando el costo del gas para impactar a la industria del país e incentivarlos a que migren al GLP, como un combustible de transición menos contaminante y más barato”.

El nuevo monto del impuesto único al Gas LP regirá por los siguientes seis años, contados a partir de la entrada en vigencia de la reforma.

Para estos efectos, el Ministerio de Hacienda y la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) deberán realizar una actualización extraordinaria del monto del impuesto y del precio al gas, para hacer efectiva la rebaja establecida.