Última Hora

El presidente Carlos Alvarado aseguró sentir “pesar” por los cuestionamientos que su cuestionado viaje de vacaciones a Guanacaste generó entre la población, que señaló los lujos de ese paseo de fin de semana en medio de las crecientes necesidades del pueblo.

Al mandatario se le cuestionó este viernes qué opinaba de las críticas a ese millonario paseo a uno de los hoteles más lujosos del país junto a su familia y el ministro André Garnier.

“Entiendo ese sentimiento y francamente me genera pesar, por muchas cosas, uno porque genuinamente en general con el tema de la pandemia, yo no es que estoy ajeno a la preocupación de las personas, eso a mí como persona me llega, como me alegra cuando puedo hablar con una persona que se recuperó del COVID, como el dolor de quienes han perdido a alguien en este contexto.

“Pero también me genera pesar lo que genera eso en apariencia”, aseguró.

Esas declaraciones son las primeras que ofrece, públicamente, a ese cuestionado viaje a Punta Islita los primeros días de este mes y las realizó en medio de la conferencia de Salud de este viernes.

“Me genera pesar”, añadió luego de que se le repreguntara qué opina de esos elevados gastos mientras él y su Gobierno piden sacrificios al pueblo en medio de la pandemia del COVID-19.

Alvarado también se refirió a la encuesta de esta miércoles del Centro de Investigaciones y Estudios Políticos de la Universidad de Costa Rica (CIEP), que evidenciaron un nuevo desplome en la popularidad y respaldo del Presidente y su Gobierno.

“Mi opinión con las encuestas, aun cuando han sido favorables, es la misma, mi bandera es la de responsabilidad, no la de la popularidad, yo creo en hacer las cosas correctas y me ha tocado un contexto complicadísimo desde el día uno pero he tomado la bandera de hacer lo correcto.

“Cuando eso sucede yo siempre pienso en mi hijo. Uno a veces puede tomar la decisión de congraciarse con los hijos y hacerles un daño, o hacer lo correcto aunque momentáneamente haya incomodidad”, señaló.