Última Hora

El Presidente de la República, Carlos Alvarado, aseguró este lunes que él mismo depositará el 10% de su salario al Ministerio de Hacienda y devolverá de manera manual su pensión de expresidente en caso de que no exista una forma de hacerlo.

Esa respuesta llegó luego de que se le cuestionara por qué el Poder Ejecutivo no envió a la Asamblea Legislativa ningún proyecto en ese sentido.

El mandatario anunció, en su discurso del 4 de mayo anterior, la intención de aplicarse esa misma rebaja como un gesto de austeridad y colaboración en momentos donde el Gobierno necesita “apretarse la faja”.

Meses atrás, en medio de la discusión por las pensiones de lujo, Alvarado había dicho que renunciaría a la suya.

El problema con ambas decisiones es que ambos son derechos irrenunciables de los trabajadores, por lo que es imposible hacerlo por ley.

“Esto pasa mucho en la administración pública, yo les dije que tenía que dar un gesto y ser el primero en tomar esta iniciativa y rebajarme el 10%, mucha gente en la parte legal burocrática me dijo que no se podía, entonces pregunté qué pasaba si yo agarraba ese 10% y lo depositaba a Hacienda y me dijeron que era posible”, dijo el Presidente.

Alvarado cuestionó el “costo país” que tendría el trámite de un proyecto de ley para el rebajo salarial del Presidente por un solo periodo, por lo que aseguró que, si no existe otra forma, procedería a ese depósito para “cumplir con la garantía de su palabra”.

“Similar al tema de la pensión. Hoy no es un hecho consolidado, pero cuando deje de ser presidente le pediré al Ministerio de Trabajo con una nota que no me giren la pensión, en el último caso que dijeran que legalmente no se puede, que espero que no sea ese el caso, yo tomaré ese dinero mes a mes y se lo devolveré a Hacienda”, dijo.

Esa posición ya había sido criticada ampliamente por diputados de oposición, que la catalogaron de inútil y populista y que habían cuestionado, la semana anterior, la intención del mandatario de hacer algo que la propia ley prohíbe.

“Dijo el señor presidente en sus grandes soluciones al problema económico que él va a hacer el sacrificio de rebajarse el 10% de su salario y renunciar a su pensión, don Carlos, esos son derechos irrenunciables, usted no puede renunciar a su salario o pensión, puede donarlos, pero no renunciar”, dijo con tono irónico el independiente Erick Rodríguez.

El rebajo de ese 10% supondría poco menos de ₡500.000 en el ingreso mensual del mandatario.