Última Hora

Pese al aumento de casos COVID-19 que registra el fútbol nacional en San Carlos y Alajuelense, la Unafut asegura que la tercera fase del Apertura 2020 no corre peligro y de no haber brotes más graves, se jugará con normalidad.

En una entrevista este martes al programa radial, Pasión Deportiva, el presidente de la Unafut, Julián Solano, confirmó que la flexibilidad con la que crearon el calendario del campeonato les permite jugar con las fechas y así no quedar atrasados.  

“De acuerdo con el formato de calendario aprobado por los presidentes, la fecha 10 tiene que jugarse antes del 28 de octubre, pero no podemos arrancar la fecha 11 si no hemos terminado la fecha 10, es algo que hay que tener en cuenta y ahí vamos jornada por jornada viendo los casos de los clubes que nosotros quisiéramos que no haya más, pero sabemos que es posible”, indicó Solano.

Al ritmo que lleva el campeonato, el Apertura 2020 terminará con los enfrentamientos ida y vuelta en cada uno de los grupos, mientras que lo que faltaría por definir es si los juegos intergrupales se podrán realizar, aunque Solano cree que no habrá inconveniente.

“Habíamos hecho un torneo bastante flexible, pues nosotros terminando la fecha 10 ya no se puede dar por nulo el torneo.

“Esperamos que la fecha 11 comience el 28 de octubre y así sucesivamente hasta llegar a la 16 para el 18 de noviembre del 2020. Esta tercera fase se mantiene en pie, pues según el calendario estaríamos reglamentariamente para disputar esta etapa”, indicó.

El presidente de Unafut afirmó que las reformas al protocolo de salud avaladas por parte del Ministerio de Salud y el Deporte son un gran avance, aunque lamentó que ahora los casos fueran tantos que esto no pueda aplicar.

“Es un poco paradójico, pues cuando tuvimos la situación de Cartaginés y Saprissa, por lo menos la directriz del Ministerio del Deporte era que teníamos que aislar a todo el plantel por casos positivos, y ahora que podemos solo aislar a los jugadores que presenten prueba positiva, se nos presenta la cantidad de casos tan importante que hace que el equipo opte por pedir la suspensión”, lamentó Solano.

Poco riesgo en el fútbol.

Por su parte, mediante un comunicado oficial de Unafut, el doctor Esteban Campos, coordinador de la Comisión Médica, aseguró que pese a lo que se asegura, el riesgo de transmisión en el fútbol es muy poco probable.

“Tenemos evidencia científica a nivel internacional que el fútbol no tiene el nivel de riesgo tan alto como se creía, se ha determinado que el nivel de contacto cercano real o el contacto íntimo que se determina en los lineamientos es de menos de dos minutos y cuarenta y dos segundos, sigue siendo el fútbol un factor de bajo riesgo para la transmisión del virus”, mencionó.

Esto como parte de las sospechas de que los jugadores infectados en Alajuelense hayan transmitido el virus a los futbolistas de Guadalupe FC durante el partido del fin de semana anterior.

Ya que dos días después se confirmó la noticia que los manudos reportaban 11 jugadores positivos por COVID-19.