Última Hora

Al llegar al primer año, el Presidente Alvarado cambió la prioridad de resolver 28 cuellos de botella en carretera por grandes obras.

Entre el 2020 y el 2022 promete la finalización de intersecciones, pasos a desnivel y ampliaciones.

¿Un atajo o el camino largo?

Carlos Alvarado hace un viraje en su prioridad para resolver presas y retrasos de años en infraestructura vial.

Su primera rendición de cuentas en la Asamblea Legislativa evidenció que decidió ir por obras más grandes, pese a que no cumplió su primer decreto.

El carril exclusivo en San Pedro, el recarpeteo en Sabanilla y los trabajos en la Neón Nieto sí se cumplieron.

Pero el resto de tópicos, son deuda.

Entre las obras grandes está la carretera San José - San Ramón, Circunvalación Norte, intersecciones de La Bandera, Guadalupe y las ampliaciones en la ruta 32.

Otro detalle es que la mayoría de estos 15 proyectos los hace suyos; es decir, fueron obras presupuestadas por la administración anterior.

Sin embargo, hay un proyecto del Gobierno anterior que olvidó mencionar el pasado 2 de mayo: la carretera a San Carlos.

Estas promesas van acompañadas de su proyecto punta de lanza, el tren rápido de pasajeros.

Finalmente, en ese cronograma de obras de infraestructura está ampliar la ruta 27, la de Caldera, pero para eso se requiere renegociar la concesión.

Esta tarea es complicada, el mismo mandatario lo reconoce: "esto tomará tiempo".

Vea más detalles de este reportaje en el video que acompaña esta nota.