Última Hora

El presidente Carlos Alvarado calificó de un irrespeto y una mancha a la democracia el acuerdo anunciado este jueves entre la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep) y el llamado Movimiento Rescate Nacional.

El mandatario, con evidente molestia, señaló como “firma espuria” el acuerdo que la cámara firmó con los dirigentes del grupo para, según ellos, poner un alto al movimiento social y los bloqueos de las últimas semanas.

“Es un irrespeto a la Fuerza Pública, a los más de 120 policías heridos y a la democracia misma decir que fue una firma espuria la que levantó los bloqueos, cuando la realidad es que fue la acción hecha por las autoridades mediante el diálogo o la acción policial.

“Lo grave hoy es que una organización empresarial legitimó a ese actor, al hacer eso le dio la espalda a la democracia. Lo que ha ocurrido es una mancha a la democracia de Costa Rica y que debemos subsanar en medio de una crisis sanitaria y ahora económica”, dijo Alvarado.

El Presidente aseguró que son “voces muy minoritarias pero peligrosas” las que están haciendo un llamado a generar inestabilidad en el país y reforzó el llamado a todos los sectores del país, incluidos “los empresarios comprometidos con la democracia”, a cerrar filas con “el sistema democrático, la institucionalidad y Costa Rica”.

La Uccaep, en un comunicado de prensa, aseguró este viernes que actuó ante la falta de disposición del Gobierno y defendió que fueron “acciones extraordinarias para garantizar el ambiente de paz social necesario”.

“Las conversaciones sostenidas con el movimiento Rescate Nacional se lograron conducir como alternativa ante una situación que se ha vuelto crítica y caótica para todo el país y que por ende requería de acciones extraordinarias para garantizar el ambiente de paz social necesario para no seguir afectando el empleo y la movilidad de toda la población”, dijo el presidente la cámara, José Álvaro Jenkins.