Última Hora

La reducción de carriles en el sector de la Firestone ha provocado largas filas de vehículos en la autopista General Cañas, sobre todo en "horas pico". 

El "embudo" en este sector es el primer obstáculo, ya que más adelante los choferes se encuentran con el tránsito lento en el peaje de Río Segundo. 

La pregunta que se hacen muchos conductores es ¿por qué no suspenden el cobro? 

"Hay que recordar algo muy importante: por Ley 9292, que es la ley que crea el fideicomiso, la ampliación de la carretera San José-San Ramón se financia, principalmente, de las tasas de peaje. Eso significa que si se hiciera una suspensión temporal o incluso permanente del cobro de tasas de peaje, no se podría realizar la construcción", dijo María José Alvarado, vocera del Fideicomiso Ruta 1.

La vocera agregó que la reducción de carriles es necesaria para continuar con la construcción del paso a desnivel en ese tramo, pero que trabajan "con ahínco para terminar de la forma más rápida". 

"En caso de que se elimine o se suspenda temporalmente el cobro de las tasas de peajes, sería en perjuicio de las personas usuarias porque eso implicaría que no existan los recursos suficientes para poder hacer realidad la ampliación de la carretera San José-San Ramón", agregó Alvarado.

"Por el momento no hemos recibido ninguna comunicación oficial, haciendo esa solicitud de suspensión de peajes en la General Cañas", concluyó.