Última Hora

Desde el 2018 y hasta la fecha 82 oficiales tránsito han sido agredidos en el país. Esto quiere decir que en promedio al menos uno es víctima de violencia cada semana, de acuerdo a los datos proporcionados por la Policía de Tránsito.

Germán Marín, director de la Policía de Tránsito, aseguró que Costa Rica es un país con personas muy educadas y conductores respetuosos, sin embargo, considera que este es un problema de falta de valores y educación de algunos choferes.

Lea también: Policía de Tránsito fue agredido por 20 taxistas informales en Coronado

“Esto refleja un mal proceso cultural educacional por el cual han sido sometidos algunos conductores, muchos no han aprendido el valor del respeto, no solamente a las autoridades, es un todo”, mencionó Marín.

Los datos, además, revelan que la región en donde más se dan ese tipo de situaciones es la Huetar Norte con 27 casos, seguido por la región Atlántica (20) y la Metropolitana (10).

En cambio la región Brunca y la Chorotega presentan la menor incidencia, con 5 y 7 agresiones respectivamente.

Lea también: Policía de Tránsito hizo fuerte operativo a taxistas informales que agredieron a oficial en Coronado

La Policía de Tránsito lleva año y medio realizando operativos en conjunto con otras instituciones como la Fuerza Pública, Policía Municipal, Organismo de Investigación Judicial (OIJ), equipos de rescate, entre otros.

Marín confirmó también que los oficiales de tránsito siempre portan su arma de reglamento, sin embargo, es el último recurso que deben utilizar.

“Nosotros esperamos que en cada uno de los casos se siente duramente la responsabilidad en sede penal. Esperamos que se sigan dando resoluciones en los juzgados favorables a la autoridad, y que sean sentencias ejemplarizantes”, concluyó Marín.

Lea también: Policía de Belén será el primer cuerpo municipal en poder atender accidentes de tránsito

Durante esta semana ya se presentó el caso de un oficial de tránsito agredido por 20 taxistas informales mientras realizaba su trabajo en Coronado.