Última Hora

Un agente de la Policía de Fronteras en la zona Boruca de nuestro país combina las pasiones de ser oficial y artesano.

Manuel Jesús Maroto Sánchez pone en práctica todo su talento en la fabricación de las tradicionales máscaras de ‘Los Diablitos’.

Aunque trabaja desde hace dos años en el órgano policial, su deseo es mantener las tradiciones en su pueblo para que nunca mueran.

Manuel sabe aprovechar el tiempo al máximo y, cuando está libre, se dedica a hacer estas máscaras, una labor que heredó de su padre y uno de sus hermanos.  

Maroto, de 25 años de edad, vende sus artesanías a extranjeros que visitan el pueblo.

Observe todos los detalles en el video adjunto.