Última Hora

La lección aprendida de otras inundaciones enseñó a vecinos y comerciantes de Ciudad Cortés a estar preparados.

En una tienda en el centro de la ciudad, propietarios y empleados colocan la mercadería en una segunda planta en caso de que el agua llegue hasta el sitio como en otras ocasiones.

Uno de los puntos en donde los vecinos centran su atención es en la unión de los ríos Balsar y Térraba.

Cuando ambos están crecidos es señal inequívoca de que se avecina una emergencia.

Por ahora, el nivel del agua no es inquietante, sin embargo, las próximas horas serían claves y por eso mantienen monitoreo.

En la escuela de Ojo de Agua el comité local de emergencias habilitó un albergue exclusivo para personas que contagiadas con COVID-19 que requieran ser trasladadas.

El lugar tiene capacidad para 25 personas y la idea es trasladar a los afectados antes de que el nivel del agua suba y complique las labores.

El huracán ETA subió a categoría 4 y según el Instituto Meteorológico Nacional, los efectos indirectos del fenómeno provocarían fuertes lluvias en las próximas para toda la zona del Pacífico.