Última Hora

La plaza de la iglesia de San Rafael de Alajuela quedó destruida luego de las fiestas patronales.

Algunos vecinos se quejan porque dicen que ya no es apta hacer deporte.

Algunos están a favor de las fiestas, pero reconocen que la iglesia debe darle el mantenimiento necesario después.

En la diócesis de Alajuela reconocen los daños provocados pero dicen que actuarán de inmediato para arreglarla y pueda ser del disfrute de todos.

El dinero recaudado además servirá para proyectos sociales de la comunidad.